Analizan en la OEA la crisis de Venezuela

Para el viernes está prevista la participación de tres militares venezolanos en retiro el general Hebert García Plaza el teniente coronel José Arocha y el capitán Igor Buitrago

La Organización de Estados Americanos abrió un espacio para escuchar los testimonios de las víctimas, a modo de recavar pruebas que permitan hacer una denuncia formal en la Corte Penal Internacional.

En su nota, el Gobierno nicaragüense observó que diversos países no reconocen la jurisdicción de la CPI, como Estados Unidos y Nicaragua, y que más de 31 Estados firmantes aún no han ratificado este instrumento.

Además, dijo sentirse "profundamente preocupada por las serias violaciones de los derechos humanos en Venezuela" y explicó que está "trabajando activamente con socios internacionales para restaurar la democracia y proteger los derechos humanos" en el país. En total se realizarán por lo menos tres audiencias públicas para reunir información que un grupo de expertos analizará antes de emitir una conclusión a fines de octubre. Después de una caída lo detienen, le dieron muchos golpes y alegaron que su fractura cráneo encefálico fue producto del golpe cuando cayó mientras huía de los militares.

En la audiencia de este viernes 15 de septiembre el capitán retirado Igor Eduardo Nieto habla sobre la presunta manipulación de las elecciones en Venezuela, así como la venta ilícita de armamento a Irán.

Entre los casos más resaltantes hay detenidos durante las protestas que denunciaron que fueron agredidos sexualmente, a otros les obligaron a comer excremento y algunos fueron sometidos a descargas eléctricas. De la cantidad de afectados, 223 son hombres y 66 mujeres.

Todos recibieron torturas psicológicas.

Cotler ha participado en el pasado en la defensa de activistas como los rusos Andrei Sakharov y Nathan Sharansky, el sudafricano Nelson Mandela o el argentino Jacobo Timmerman.

Suju mencionó las "torturas blancas", que consisten en mantenerlos en condiciones inadecuadas de reclusión.

La activista de DDHH Tamara Suju, denunció las torturas y violaciones a las que fueron sometidas 289 personas, tras ser retenidas por los cuerpos de seguridad del Estado venezolano, por participar en manifestaciones o expresar su oposición al gobierno de Nicolás Maduro.

Si concluyen que hay fundamento para denunciar a Venezuela ante la CPI, estará por ver si es Almagro quien lleva el caso o si lo hace alguno de los 28 Estados de la OEA que son parte del Estatuto de Roma, carta fundacional del tribunal con sede en La Haya (Holanda).

Correlati:

Commenti


Altre notizie